viernes, 9 de noviembre de 2018

Connais-tu le Pays? (Mignon - A. Thomas)

Últimamente pongo aquí música que he oído mucho, pero esto lo oí ayer y me encantó. Es de una ópera, Mignon, de Ambrose Thomas. Ya tendré tiempo de oír otras versiones que he visto por ahí, por ejemplo una de Teresa Berganza. Aquí canta -y qué bien- Elina Garança:
 

Además, la letra me recordó un montón a una pregunta que hice el otro día en el examen de la Odisea, sobre características positivas del país de los feacios. El texto lo tenéis en el vídeo. Yo pongo aquí una traducción que he encontrado:
¿Conoces tú el país
donde florecen los naranjos,
el país de los frutos dorados y las rosas rojas,
donde la brisa es más dulce y el ave más ligera,
donde en cualquier época liban las abejas?
¿Donde brilla y sonríe, como un favor de Dios,
una eterna primavera bajo un cielo siempre azul?
¡Ay! ¿Por qué no puedo acompañarte
hacia esa orilla feliz de la que el destino me exiló?
Es allí donde quisiera vivir,
amar y morir- ¡allí!

¿Conoces la casa donde allí me esperan?
¿La sala dorada
en la que hombres de mármol me llaman
por la noche tendiéndome los brazos, y el patio
donde se baila bajo la sombra de un gran árbol?
¿Y el lago transparente sobre cuyas aguas se deslizan
mil barcos tan ligeros como aves?
¡Ay! ¿Por qué no puedo acompañarte
hacia ese país lejano del que el destino me exiló?
Es allí donde quisiera vivir,
amar y morir- ¡allí!
¡Allí es donde quisiera vivir, amar y morir... Es allí!
Como veis, hay mucho de la representación ideal de una tierra en plenitud. Lo interesante es que la que canta está en realidad recordando (o recreando / idealizando) la tierra de donde fue raptada (por unos gitanos: es una ópera del XIX, ya se sabe cómo eran). La segunda parte del texto también me recuerda al palacio de Alcínoo, el rey de los feacios, en los paneles de oro y las figuras de mármol, aunque al final lo convierte todo en un escenario galante decimonónico. 

5 comentarios:

  1. Extraña traducción, llena de inexactitudes innecesarias (y la primera - inexplicable - es la que consiste en abandonar el tuteo, mucho más raro en Francia que en España) y con varios errores. Una traducción más exacta:

    ¿Conoces tú el país
    donde florecen los naranjos,
    el país de los frutos dorados y las rosas rojas,
    donde la brisa es más dulce y el ave más ligera,
    donde en cualquier época liban las abejas?
    ¿Donde brilla y sonríe, como un favor de Dios,
    una eterna primavera bajo un cielo siempre azul?
    ¡Ay! ¿Por qué no puedo acompañarte
    hacia esa orilla feliz de la que el destino me exiló?
    Es allí donde quisiera vivir,
    amar y morir- ¡ allí !

    ¿Conoces la casa donde allí me esperan?
    ¿La sala dorada
    en la que hombres de mármol me llaman
    por la noche tendiéndome los brazos, y el patio
    donde se baila bajo la sombra de un gran árbol?
    ¿Y el lago transparente sobre cuyas aguas se deslizan
    mil barcos tan ligeros como aves?
    ¡Ay! ¿Por qué no puedo acompañarte
    hacia esa país lejano del que el destino me exiló?
    Es allí donde quisiera vivir,
    amar y morir- ¡ allí !

    ResponderEliminar
  2. ...esE país lejano...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He puesto tu traducción en el texto del blog, muchas gracias por la revisión.

      Eliminar
  3. Seguro que ya lo sabe, pero le cuento:
    Sobre el mismo texto, que no es otro que el archifamoso "Kennst du das Land?" de Goethe - bien que con algunos cambios en la ópera de Thomas - hay multitud de versiones, de Beethoven, Hugo Wolf, Schumann, Schubert..

    Y de las grabaciones - múltiples también - del lied de Schubert a mí me gusta especialmente esta:

    https://www.youtube.com/watch?v=lxghXFfdzcU

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va, Javier, ni idea de nada de eso. Cuadra mucho que sea de Goethe y me explico mejor el enlace con lo clásico griego.
      Mil gracias por la versión de Schubert. Los lieder de Schubert son siempre muy emocionantes.

      Eliminar