viernes, 27 de octubre de 2017

Jerusalén 20 - Cosas cristianas en el Museo de Israel

Me llamó la atención este trozo de cerámica (pertenece a lo que en los estudios clásicos se conoce en general como óstraka, a partir de la palabra óstrakon, esas piezas en las que los atenienses ponían los nombres de los que querían exiliar, es decir, mandar al ostracismo) estaba escrito el credo en griego. Es del VI-VII d. C. y se supone que se lo darían a los catecúmenos para que lo aprendieran:


Era muy bueno este fresco de figuras orantes:


Habían una reconstrucción, a partir de hallazgos en varios sitios, de cómo sería el presbiterio de una iglesia en esa región:








jueves, 26 de octubre de 2017

Jerusalén 19 - Huellas de Cristo en el Museo de Israel

Había varias cosas impresionantes. Una fundamental, de importancia evidente, es esta inscripción con el nombre de Pilatos. Es la única fuente contemporánea que documenta su figura y estaba en una escalera del teatro de Cesarea:




Lo más impresionante era este testimonio de una crucifixión, un trozo de hueso con un clavo en medio, además del siglo I d. C. El pie estaría clavado en el lado del madero, no en medio:


Estaba en esta urna, que tiene la inscripción "Yehohana hijo de Hagkol":


Esto es un fragmento de inscripción en griego del templo de Jerusalén, del I d. C., que prohibe la entrada a los no judíos:


Se sabe cómo era el texto completo porque se encontró otra entera, que está ahora en el Museo Arqueológico de Estanbul:


Esta tumba, encontrada junto a otras doce en el valle de la Gehena (nada menos) tiene la inscripción en hebreo "José, hijo de Caifás", que sería muy probablemente Caifás, el sumo sacerdote que junto a su suegro Anás contribuyó a crucificar a Cristo. He mirado en la wikipedia y resulta que algunos afirman que esto es un fake (la inscripción en concreto):


miércoles, 25 de octubre de 2017

Jerusalén 18 - Judíos asimilados y judíos yemeníes

En el Museo de Israel había una parte importante dedicada a historia del judaísmo. Era impresionante la extensión, no ya en el tiempo, sino también en el espacio, por ejemplo lo que tenían de los judíos yemeníes. Esto era una reconstrucción del espacio que preparaban para las mujeres después del parto, con ese triángulo que la mantenía separada en esos días de impureza legal. Llevaba un vestido y joyas de mucho valor, que luego servía como mortaja (las tumbas también tenían esa forma triangular, el nacimiento y la muerte a la par):




Había esas vestiduras rituales con flecos que siguen llevando los ultraortodoxos:



Y una de niño en la época del holocausto (debajo, las estrellas amarillas que les marcaban):


Esto es un recuerdo de una celebración de Yom Kippur de soldados judíos del ejército alemán en 1870:



martes, 24 de octubre de 2017

Jerusalén 17 - Posados robados de ultraordoxos

Justo cuando estaba empezando por la zona prehistórica, vi a este ultraortodoxo con su gabardina (estamos hablando de mediados de agosto). Estaba leyendo atentísimo todo. El Museo entero estaba lleno de ultraortodoxos, así que os podéis quitar la idea de que no les interesa el mundo moderno o la historia:





Yo me hubiera pasado el día haciéndoles fotos, pero me daba vergüenza y tampoco quería molestarles. Así que sólo hice fotos de espaldas o desde el coche.

Estoy muy orgulloso de esta:


Esta es muy representativa, una pareja con niño pequeños y alrededor, niños por todas partes:




Esta me salió borrosa, pero me gusta:


En esta, está el que va vestido más «normal» y el otro, con una especie de bata de rayas.


Lo que más me impresionaba era los que llevaban un gorro de piel (mediados de agosto, ya digo) para las celebraciones del sabbat. En el Museo de Israel estaba, por suerte, un ejemplo:




Son los judíos jasídicos, del centro y este de Europa, que seguían a rabinos carismáticos, también en la forma de vestir. Eso lo han trasladado, con todos los problemas consiguientes para su comodidad, al medio Oriente.

lunes, 23 de octubre de 2017

Jerusalén 16 - Terroríficas máscaras en el Museo de Israel

Ya he dicho que no pensaba, pero que disfruté una barbaridad en la zona de arqueología del Museo de Israel. Quizá es que allí la arqueología es ver nacer la humanidad: de lo mínimamente elaborado (la piedrecita pulida, el arma rudimentaria, el instrumento) a la vida en común: la casa, el pueblo. Es fascinante.

Por empezar con algo, os pongo este tesoro encontrado en los bordes del desierto de Judea, una colección seguramente de los primeros elementos «religiosos», una máscara, una calavera decorada, fragmentos de figuritas animales, de cabezas humanas, de antepasados, cuentas, conchas. Es de hace 9000 años, nada menos:



El gorro, decían que si sería de un chamán, por decir algo:




La máscara es terrorífica:


Había otras máscaras, tan terroríficas como esta, sobre todo sabiendo que son calaveras reales recubiertas de yeso. Son de la misma época, estas de la cultura tahunia, No sé qué harían con ellas. Supongo, sin arriesgarme nada, que servirían para el «culto» de los antepasados:













Llamar a estos elementos «religiosos» es como decir que los niños que juegan a las cocinitas están haciendo bioquímica. Cada vez me fastidia más explicar lo religioso como la emergencia de lo desconocido o lo simplemente terrorífico y los intentos de controlarlo. Si lo religioso es eso, estamos apañados. Lo religioso, creo, surge en la conversación de Abraham con Yahvé que da lugar a la alianza. Todo lo demás no son prolegómenos, son muestras de la vida de terror del hombre solo, abandonado.

Por no dejarlo con tan mal sabor de boca, os pongo esto otro, conchas de tortuga encontradas puestas sobre los restos de una anciana. La foto no se ve bien, pero es conmovedor acompañar al muerto de algo que te parece bueno, sea eso lo que sea:



Y este otro enterramiento de una persona hombre con un perro (¿su perro?) junto a la cabeza:

viernes, 20 de octubre de 2017

Los domingos en Bamako

La tristeza por la situación de Cataluña (y de España en su conjunto), por más que la racionalice como la crisis final de un largo proceso, está siendo de largo recorrido. Acudir a la música puede parecer una trampa o puro escapismo, pero el hecho es que estos días me alegra mucho oír esta canción del matrimonio formado por Amadou y Mariam, de Mali, a los que llevo siguiendo hace tiempo. Lo que me sorprendía era lo raros que resultaban, muchas veces simplemente sentados, con gafas oscuras. Ahora me enterado de que son ciegos los dos.

La cosa es que me alegra mucho imaginarme a la gente en Bamako los domingos, porque «los domingos en Bamako son días de boda» y «los hombres y las mujeres se han puesto sus bellos boubous».




La letra la cojo de aquí:

Les dimanches à Bamako c'est les jours de mariage (x3)
C'est les jours de mariage
Les djembés et les n'doulous(?) résonnent partout
Les baras et les n'tamas résonnent partout
La kora et le n'goni sont aussi au rendez-vous
Les dimanche à Bamako c'est les jours de mariage(x2)
Les parents et les sympathisants sont au rendez-vous
Les copains et les voisins sont au rendez-vous
Les Founés et les Djidis sont aussi au rendez-vous
Les dimanches à Bamako c'est les jours de mariage (x2)
Les hommes et les femmes ont mis les beaux boubous
Les bijoux et les chaussures sont au rendez-vous
Les basins et les bogolans sont au rendez-vous
La mariée et le marié sont aussi au rendez-vous
Les dimanches à Bamako c'est les jours de mariage (x2)
Les sotramas, les durunis, les taxis, les voitures
Les frères, les soeurs, les badaux, les Griots
Les dimanches à Bamako c'est les jours de mariage (x2)
C'est les jours des mariage (x3)

jueves, 19 de octubre de 2017

Oxford 9 - Figuritas de las Cícladas

En el Ashmolean tenían unas vitrinas con figuritas de las Cícladas, esas islas que forman un círculo en el centro del Egeo, en medio de ese montón de islas que tanta ilusión me hizo ver al pasar por encuma cruzando en el avión a Israel.
Esta parte del Museo, lo minoico, lo micénico (que es menos vistoso, al menos en «lo pequeño») y lo cicládico estaba bastante bien, por ejemplo este texto, muy interesante, que comienza con dos citas que documentan el cambio de gusto. De ser figuras feas, pasan a ser prodigios:


A mí me gustaban los de forma de violín:


Aquí toda una fila:


Muy ilustrativo también era el modo de mostrar en una copia cómo sería la posible pintura que tendrían, sobre todo en la cara y la posición en que estarían originariamente, no de pie, sino tumbadas. La pintura da miedito, igual que los originales de esculturas griegas pintadas de esos colores fuertes que los griegos les ponían. Así nos están convirtiendo en unos relativistas artísticos, pero bien, todo sea por la verdad de los hechos:





Esto es una figura de las más grandes encontradas. Materialmente no puede estar de pie, así que tiene que ser una estatua «yacente». Es una mujer, embarazada, con las manos sobre el vientre y restos de pintura en los ojos. Con todos esos datos, da bastante penilla, la verdad:

miércoles, 18 de octubre de 2017

Bordeando la costa

Aprovechando el puente, me acerqué un día a la costa da Morte a charlar con unos amigos. Sabía que estábamos muy de acuerdo en "lo de Cataluña", pero no nos vino mal poder hablar de ello con tiempo por delante. También me gustaría hacerlo con alguien que me contradijera (pero con argumentos, por favor), pero estos días me apetece poco, la verdad, discutir con los que se han instalado en una realidad alternativa.
Hasta Noya, la línea recta de Santiago con el mar, todo parece subida, pero llegas al punto más alto y es desde ahí de donde se puede ver, a lo lejos, como una ensenada con un montículo en un lado y un brazo de tierra por el otro. Ese día parecía que habías llegado a los Puertos Grises con Frodo y Bilbo. No sé si era la bruma, el sol de un día maravilloso (pero el sol en Galicia se paga: es mejor que llueva, como ahora, gracias a Dios) o el color del mar, entre azul y verde.
Me gustó mucho el recorrido por la costa a partir de allí: O Freixo, Abelleira, Muros, Lira, Carnota. Es de las zonas mejor cuidadas de Galicia. Vas pegado al mar. No hay mucha gente. Es el mar y casas sueltas.

Recordando esa tarde, se me ha ocurrido una propuesta, no para Cataluña, sino para toda España: que en la educación prioricemos lo antiguo. Lo voy a explicar:
Se discute ahora sobre la enseñanza de la historia en Cataluña. No creo que sea sólo cuestión de quién la da y con qué sesgo y si adoctrinar o no y menos si enseñar a pensar o no (en esto la crítica de Ferrán Caballero es perfectamente pertinente). Lo que yo propongo es que cambiemos el sesgo: en vez de poner el foco en lo contemporáneo, pongámoslo en lo antiguo.

-En Historia: estudiar Historia de la Grecia clásica, a partir de Heródoto y Tucídides básicamente. Luego se podría estudiar la Guerra Civil de César. Y ya.
-En Arte: Arte griego y romano (a los progres les dejaríamos sólo unas horas de arte chino y japonés clásico) y luego lo que viene a continuación hasta el siglo XVIII como muy tarde.
En Literatura: literatura griega y latina. Y si hay tiempo, literatura medieval (y ahí entrarían las Cantigas y Ausias March),  y mucha literatura renacentista y lo que diese tiempo de la barroca hasta el XVIII como límite último.

Diréis: claro, estás tirando para tu corral. Sí, pero es lo que se hizo en Europa hasta el siglo XX. Mirad los resultados de lo contrario: Rufián, Iglesias, Errejón, Colau. Levy, Maroto.

martes, 17 de octubre de 2017

Oxford 8 - Minoicos y Evans

No había caído al entrar en el Ashmolean en que Oxford era donde daba clase Arthur Evans y que allí están algunas cosas que pudo traer. Lo que hizo en Creta, especialmente en Cnossos, es cuando menos discutible en términos de rigor, sobre todo en las restauraciones, guiadas por prejuicios de modernillo que tuvieron una inmensa influencia en otros modernillos a partir de él. Os remito al libro de Cathy Gere, del que ya hice una reseña que me salió muy bien.

Allí estaba, en un retrato ya famoso, sir Arthur. Un dandy:



En el cuadro pintan de fondo este fresco tan "reconstruido", pero lo pintan prístino:


Y aquí, la jarra:


Había restos de dos frescos muy bonitos, también reconstruidos, de "saltadores de toro" o lo que estuvieran haciendo:


Lo pongo bien grande, fuera de los límites, para que se vea bien:



Había un gráfico muy bueno de la estratigrafía, qué se iban encontrando en cada capa:


Y la mítica hacha de doble hoja, tan mítica que seguramente es votiva, sólo para "adorno":


Esta tumba de Cnossos del siglo XIV a. C: con forma de arca, es un lárnax


Una jarra, muy restaurada, decían en el cartel, con lirios y plantas de papiro. Muy bonita: DE en torno al 1450-1400 a. C.



Y la "mítica" (en el sentido más vulgar del término) del pulpo