jueves, 12 de enero de 2017

Consuelo para malos cantores

San Juan de Ávila
Decí: ¿no habéis visto amanecer alguna mañana? Es cosa mucho de ver. Parece milagro de Dios ver cómo va saliendo el alba, ver cómo cantan todas las avecillas, unas bien, otras mal; es milagro verla; no parece sino que todas llaman a Dios a su manera, todas bendicen a Dios (OC 3.841.45).
Del amor de san Juan a la aurora (al alba) es muestra también esto que aconseja decir a primera hora a la Virgen, en un sermón de la fiesta de la Natividad
¡En hora buena sea nacida el alba y bendicto sea el que la crió tan hermosa alba! ¡Honrada y servida sea tal alba! (3.817.4).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada