martes, 26 de febrero de 2013

La belleza es el sello de la verdad

Esta frase la leí ya demasiado tarde, el sábado: La belleza es el sello de la verdad.
Es de Benedicto XVI y podría haber servido de mejor título a Por amor al arte, el artículo que han tenido a bien publicarme en la revista Suma Cultural, sobre José Jiménez Lozano, dentro de un monográfico bien jugoso.

10 comentarios:

  1. He leído tu artículo y me ha gustado mucho, la verdad. No sabía de su relación con Las edades del hombre. Estuvimos, en noviembre creo, en Oña, hace dos años en Soria, hace algunos más en Ponferrada, y en algunas exposiciones más. Creo que estuvimos en la primera, hace bastantes años. Siempre me han gustado. Sigo leyendo a Jiménez Lozano, pero esta gripe que tengo me atonta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, José Luis, te lo agradezco mucho. Sí, tuvo mucho que ver en la idea de las Edades del Hombre, que por eso son más que exposiciones de obras de arte. Especialmente buena fue la primera, en Valladolid, en 1988.

    ResponderEliminar
  3. Bellísimo. Muchas muchas gracias.
    Luz y calor y mucho amor al arte. El título original es perfecto, por Jiménez Lozano y por el articulista.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, cb. Me subo a hombros de un grande en ese artículo; y así es más fácil todo.

    ResponderEliminar
  5. No puedo decir que me haya sorprendido porque lo esperaba.Pedazo de artículo,que desde ayer tenía unas ganas enormes de leer, pero que merecía un momento de tranquilidad, que acabo de disfrutar doblemente.
    (Por otra parte, hay muchos que se dicen "creadores" que no te llegan ni a la suela del zapato.¿O es que este blog no es una originalísima creación?).Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Ignacio, un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Es de una gran profundidad lo que usted escribe en Suma Cultural. El análisis de la obra de Jiménez Lozano y las referencias a Castilla, santa Teresa, san Juan de la Cruz, Port Royal, toda la relación de autores del siglo XX citados en su escrito, en fin, conforman un ensayo de primer orden.

    Reciba mis saludos y mi reconocimiento.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias también a ti. Y un saludo

    ResponderEliminar
  9. Angel, llego tarde -lo se - más igual tengo ganas de leer el artículo y no puedo encontrarlo en la revista. Podrías actualizar el enlace?

    ResponderEliminar