martes, 8 de enero de 2013

Otra vez la casa azul

4 comentarios:

  1. No sé qué criterios estéticos se siguen para pintar la casa de azul, o de otro color. Creo recordar que en Lanzarote las casas cerca del mar debían estar pintadas de azul, y las de interior de verde, pero el criterio fue, si no me equivoco, de César Manrique.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Supongo que a mí me sorprende porque toda mi infancia en tierra de Campos las casas eran o pardas o grises. Aquí en Galicia a veces hay gente que se lanza a pintar de colores curiosos. O de poner fachadas alicatadas hasta el techo, que también hay de eso.

    ResponderEliminar
  3. En los pueblos costeros era muy habitual que se pintasen las fachadas de las casas con la pìntura que sobraba de pintar los barcos, por eso las hay de tantos colores.

    ResponderEliminar
  4. Sí, eso ayuda. Son muy llamativas las casas por la costa.

    ResponderEliminar