sábado, 24 de abril de 2010

Corto

4 comentarios:

  1. Qué bueno.
    Creo que es una práctica que uno inluso podría hacer en soledad.
    Realmente lo que me puedo mentir en voz baja, ¿puedo gritarlo a viva voz?

    ResponderEliminar
  2. Jo, Juan Ignacio, qué bien visto lo de la voz alta. En eso no había caído yo, pensaba que él había aprovechado el juego para soltar la declaración, pero tu lectura es mucho mejor.

    ResponderEliminar
  3. tremendo... peor aún que si hubiera gritado "yo nooo".
    Es más triste todavía que el de la chica a la que nadie saca a bailar, que mira que era triste.

    ResponderEliminar